Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Sin Comentarios

Samuel Reyes: “La estación de transferencia debe estar dentro de la ciudad”

Samuel Reyes: “La estación de transferencia debe estar dentro de la ciudad”

– El Municipio paralizó el inicio de la construcción de una estación porque los vecinos aseguraban que habría afectaciones ambientales y a la salud, ¿cuál debería ser el sitio ideal?

– Creo que la intersección de la vía Perimetral con la vía a la costa es un sitio, estratégicamente hablando, idóneo. Con esa estación se evita el desplazamiento de una cantidad importante de vehículos hacia el relleno sanitario. Esto se traduce en un gran ahorro en el costo de la recolección.

– Pero estaría en medio de zonas residenciales…

– Eso no debería sorprender. Así funciona en importantes ciudades como Santiago, Londres o Barcelona. El principio de las estaciones de transferencia es que estén dentro de la ciudad, porque si vamos a ponerla lejos entonces ya no la necesitaríamos. En el próximo contrato puede representar un ahorro de más del 20 %. Sin embargo, nosotros no tenemos voto en esa decisión.

– Si al final se ubica en ese o en otro lugar cerca de viviendas, ¿hay garantías de salud para los moradores?

– Por supuesto que sí. Las estaciones de transferencia de desechos son galpones cerrados. Tienen biofiltros que evitan que el aire salga. Entonces no hay emanación de olores y no hay contaminación.

– Puerto Limpio está trabajando con una prórroga a su contrato, ¿eso les permite realizar una planificación a futuro?

– Sí, nosotros tenemos la obligación de incorporar flota y recursos para garantizar el servicio de recolección hasta que el contrato termine.

– Se debería estar preparando la nueva licitación del servicio…

– Tengo entendido que el Municipio trabajó desde el 2016 en su licitación, pero -de acuerdo a lo que manifestaron públicamente- se dieron cuenta que las dimensiones del nuevo contrato eran tales que demandaba, en un criterio técnico y económico, la construcción de la estación de transferencia.

– En el informe del proyecto se detalla que hubo un incremento del 20 % de las toneladas generadas de desechos entre 2012 y 2016 en 16 subzonas, ¿cuál es la situación actual?

– A partir de 2016 se siente un cambio muy drástico en el crecimiento del volumen de desechos que genera esta ciudad y se reduce de un 6 % a un 1 % anual, debido a la crisis económica del país.

– Existe un porcentaje de guayaquileños que trabajan en los horarios en los que pasa el recolector de basura, por lo que deben sacarla con anticipación, ¿cuándo la ciudad podrá tener un servicio más sofisticado o ajustado a la realidad?

– Yo les pregunto ¿están dispuestos a pagar más por el servicio? Porque al final de cuentas es un tema económico. Si yo no pago un dólar al mes por un servicio, ¿qué servicio exijo? Y si yo quiero más, ¿cómo estoy contribuyendo más a la limpieza?

– ¿Entonces no se planifica un aumento de frecuencias?

– Esa es

una pregunta para el Municipio. Ellos determinan el servicio, las frecuencias, recorridos, cantidad de personas, horarios. Lo que yo hago es valorizar en base a un pedido de servicio.

– ¿Cuál es el futuro de Guayaquil en el tema de la recolección?

– Yo esperaría a que el Municipio apunte a hacer una verdadera estación de transferencia, que brinde toda la seguridad y garantía. Creo que esa sería la principal variación.

– ¿Cree que la ciudad le ha perdido la batalla a los chamberos?

– No creo que es una batalla. En un país con una economía como la nuestra hay que aprender a coexistir. La actividad debe regularse.

– El problema de la basura también se agudiza por la falta de sanciones…

– El proceso sancionatorio le compete al Municipio, pero nosotros debemos remitir más de 1.000 oficios al año reportando problemas de mala disposición.

– Pero no hay sanciones…

– Mi competencia no llega más allá de reportar y nuestras denuncias son muy minuciosas.

 

Fuente: Diario Expreso

Enviar comentario