Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Sin Comentarios

La inclusión aún choca con la señalética y los semáforos

La inclusión aún choca con la señalética y los semáforos

Aún recuerda el grito. Ese “no pase todavía” lo tiene grabado en la memoria. Lo salvó. Estaba cruzando la vía en Vélez y 6 de Marzo, cuando alguien le alertó sobre el peligro de los vehículos que venían y lo ayudó a pasar la avenida. Así rememora el pastor evangélico William Salazar una anécdota sobre su condición: es no vidente y aquella vez no pudo saber si el semáforo estaba en rojo o en verde.

Para Salazar, aquella situación es una muestra de que la ciudad no tiene semaforización inclusiva, o al menos no es completa. Aunque el tema no es exclusivo de las personas con discapacidad visual. Para el ingeniero Vicente Solano, el sistema semafórico no está incluyendo a los peatones en general, pues muchos de los dispositivos no funcionan de manera óptima, o no cuentan con la señalética correspondiente, como los pasos cebra, dice el ciudadano.

Sobre ello, la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) explicó que existe un concurso para señalizar 300 intersecciones, el cual no ha podido ser subido al Portal de Compras Públicas por las exigencias en calidad de la pintura que pide la entidad, versus la que solicita el portal.

La señalética, sin embargo, es solo una de las necesidades. También hay requerimientos por los temporizadores en los dispositivos. “Con la cultura vial, lo mejor es que los semáforos contengan un temporizador para saber cuánto tiempo tiene el usuario para poder cruzar la calle. Pero hay en muy pocos sectores”. A eso se suma la falta de alertas sonoras para los invidentes, sugiere el ciudadano Segundo Tumbaco.

Silvia Campaña, jefa de semaforización de la Autoridad de Tránsito Municipal, explica que la semaforización peatonal está en proceso de optimizarse. Se adquirirán 300 botoneras para activar los dispositivos ubicados en varias intersecciones de la urbe. Algunas de ellas contarán con placas en sistema de lectura braille, para las personas no videntes. “Todas las estaciones de la troncal 3 las tienen”, asegura.

Salazar, presidente de la Oficina de Información Pastoral Evangélica del Ecuador e invidente desde hace 14 años, considera que no existe una inclusión completa para las personas con igual condición que la suya. “Nuestra fortaleza frente a la debilidad que tenemos es que agudizamos el oído, desarrollamos la audición y podemos reconocer mejor los sonidos. Y si los semáforos tuvieran un sistema sonoro sería de gran ayuda para nuestra seguridad”.

Exipión Vinueza Castañeda, presidente de la Asociación de Ciegos del Guayas, coincide con Salazar. “Antes había ciertos semáforos que emitían un sonido, pero desde hace algún tiempo no los escucho. Eso nos obliga a movilizarnos siempre con algún acompañante”, dice.

Campaña explica que esos dispositivos se retiraron porque las personas empezaron a quejarse de la bulla que hacían por las noches. Además, dice que en sectores como el centro, donde hay ruido de vehículos, comercio y demás, “el sonido de los semáforos se perdía”. Por ello, la ATM no tendría entre sus planes incluir elementos sonoros a la semaforización.

Fuente: Diario Expreso

Enviar comentario