Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Sin Comentarios

El permiso de construcción, un papeleo que a veces rebota

El permiso de construcción, un papeleo que a veces rebota

La historia del control de construcciones empieza a hacerse popular en Guayaquila raíz del terremoto de abril del 2016. “Hay que regular”, era la voz del alcalde Jaime Nebot. Desde entonces empezó una campaña que, entre otros objetivos, buscaba optimizar la tramitología que amerita solicitar un permiso de construcción, con la web.

Llegó con eso la oportunidad de hacer el trámite en línea, dejar de lado las filas y cerrar la brecha burocrática que prolongaba como un desalentador bostezo el inicio de una obra.

Hoy, pese a los esfuerzos, la historia no es muy diferente. “Igual se espera por el permiso. A veces, meses enteros”, lamenta José María Fuentes, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Guayas.

A la Dirección de Urbanismo, Avalúos y Ordenamiento Territorial entran 30 solicitudes de permisos de construcción a diario. De esa cifra, solo 15 o 20 se aprueban en la misma semana. Los demás trámites son negados y tienen que volver a hacerse desde el principio, porque así lo pide el sistema, reconoce el director, José Miguel Rubio.

Las solicitudes se niegan porque la documentación está incompleta, y esto se detecta una vez que nueve funcionarios la revisan, se defiende. “Hay tutoriales y aun así ni los usuarios ni los técnicos de obra cumplen con lo solicitado al pie de la letra. La ordenanza me dice que cuando el usuario ingresa y engaña al sistema, debo de inhabilitarlo. De ahí las demoras”, argumenta.

El presidente de la Federación de Barrios de Guayaquil, Luis Gómez, tiene sus reparos ante esa explicación: “Existen los mismos problemas que Guayaquil sufrió cuando pasó por el desorden de los ochenta. No ha desaparecido el negociado. Lo sabemos por quejas que han llegado al Colegio de Ingenieros Civiles. Hay proyectos que se estancan porque quienes otorgan la venia imponen muchas trabas”.

Rubio está al tanto también de estos problemas: “Es cierto, hay funcionarios que caen en este vicio de negar y negar permisos. Cuando se detectan problemas de esta clase, son retirados de la entidad”.

A lo largo de este año, cinco denuncias penales fueron registradas en la Fiscalíapara el mismo número de funcionarios, por detectarse este tipo de irregularidades. Uno de ellos incluso le había puesto precio al permiso de construcción. Otro firmó un contrato para garantizar el éxito del trámite. Esto se supo por las denuncias. “La gente tiene que denunciar, pero suele solapar la corrupción”, insiste Rubio.

Se prevé mejorar el sistema web para el próximo año. Mientras tanto, la revisión y emisión sigue siendo responsabilidad del Municipio. No cumplir con lo estipulado puede representar una multa del 10 % del valor total de la construcción.

Testimonios

“Todo depende del técnico”

Hace tres años, Carlos Guambuguete construyó un segundo piso al sur de la ciudad y tardó en recibir el permiso siete meses. “Era el tiempo en que lo tenían a uno de arriba a abajo en los diferentes departamentos del Municipio”, recuerda.

Pero a Gaspar Jácome, quien vive en La Fragata y pidió el documento este año, se lo dieron en menos de una semana. “Todo depende de que el técnico que asesore a quien quiera construir conozca el sistema”, opina él.

Los pasos

Cuenta

Registro en la página web del Municipio. Allí se llenan datos como nombre, dirección, teléfono, correo electrónico, entre otros.

Solicitud

Entrar a trámites, trámites de edificaciones y registro de construcción, y enviar la solicitud. En esta debe constar el nombre del responsable de la obra.

Digitalización

Los documentos solicitados para completar el trámite deben digitalizarse. Los planos no pueden ser enviados en archivo pdf, sino en formato Autocad.

Esperar

Una vez que el personal municipal revise, el permiso de construcción será emitido en una o dos semanas, siempre y cuando la documentación esté completa.

Fuente: Diario Expreso

Enviar comentario