Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Sin Comentarios

Dos árboles caídos y lodazales en la periferia, estragos de lluvia fuerte en Guayaquil

Dos árboles caídos y lodazales en la periferia, estragos de lluvia fuerte en Guayaquil

Una mujer cargaba a su hijo en los brazos para cruzar por un lodazal que se formó en torno a la calle principal del sector conocido como La Ladrillera, en el noroeste de la ciudad.

Este es uno de varios asentamientos que surgieron en Guayaquil de manera irregular. Muchos de estos están en el noroeste.

El niño iba a la escuela, vestía su uniforme y en los zapatos su madre le había amarrado fundas plásticas de color negro, a manera de protección. Al llegar a la principal ambos subieron a un bus de la línea 131.

La escena que se registró al mediodía del lunes reflejó los estragos de la lluvia que se inició la noche del domingo y se mantuvo hasta la mañana del día siguiente en muchas zonas de la urbe.

Según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), entre las 07:00 del domingo y las 07:00 de este lunes, en la ciudad cayeron entre 21 y 83 milímetros (litros de agua por metro cuadrado) de lluvia.

El sur de la urbe fue el sector donde la precipitación se registró con más intensidad; en el norte, la lluvia fue de intensidad moderada, señaló José González, coordinador regional del Inamhi en Guayaquil.

El técnico refirió que hasta el momento esa ha sido la precipitación más fuerte que ha soportado el Puerto Principal en lo que va del 2019.

No obstante, el valor está por debajo del promedio histórico de lluvias de enero (entre el periodo de 1981 al 2010) que se ubica en 200,7 milímetros.

En La Ladrillera, donde la mayoría de calles no son asfaltadas, comerciantes que se ubican en la vía principal pusieron pallets a manera de puentes para caminar entre el lodo y charcos que se formaron.

Y en sectores del norte, como Mucho Lote, en algunas calles el agua se empozó junto al bordillo. Con una pala cerca de las 10:00, Xavier Moncayo retiraba tierra en la calle 37 y Manuel Gómez Lince (la principal).

Esa especie de lastre impedía que el agua desfogue en la alcantarilla de la esquina.

“Aquí tenemos la zanja, en invierno se alborota el mosquito y si dejamos así el agua empozada más mosquito se cría”, refirió el morador de la V etapa.

La proliferación de mosquitos es una queja generalizada en Mucho Lote y en otros sitios del norte de la ciudad como Los Vergeles, Valle de los Geranios y Bastión Popular.

El centro guayaquileño también sintió los estragos de la lluvia. En el parterre central de la calle Boyacá, entre Colón y avenida Olmedo, un árbol ubicado en el parterre central se cayó e interrumpió el tránsito en el carril exclusivo de la Metrovía.

Uniformados del Cuerpo de Bomberos de la urbe llegaron hasta el sitio para retirar las ramas que obstaculizaban.

Otro árbol, pero más pequeño, amaneció caído en la esquina de las calles Brasil y Chimborazo, en las inmediaciones de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE).

Este causó interrupción a los peatones que cruzaban por allí a las 08:30 de este lunes.

Quienes trabajan en los negocios cercanos al sitio mencionaron que fue a causa de la lluvia continua.

Estación lluviosa

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) indicó la tarde del lunes que estadísticamente el periodo lluvioso en el país comprende desde la segunda semana de diciembre hasta la primera semana de mayo, aproximadamente. Dentro de este rango establecido los meses donde se registra mayor presencia de precipitaciones son febrero y marzo, durante cada año.

Casos de dengue, zika y chikungunya bajaron en el 2018

Los casos de dengue se redujeron considerablemente durante el periodo 2018, hubo 396 cuadros sin signos de alarma, que antes eran conocidos como dengue clásico.

Mientras, en el 2017 se registraron 3.242 de estos casos. Las estadísticas corresponden a la zonal 8 de Salud, que abarca a Guayaquil, Durán y Samborondón y fueron proporcionadas por Franklin Bajaña, responsable zonal de las estrategias de Prevención y Control de dicha instancia.

Él mencionó que el Ministerio de Salud Pública permanentemente cumple labores de control vectorial tanto en la fase acuática del mosquito como en su etapa de adultez.

En los 12 distritos de Salud que conforman la zona 8 hay más de 100 personas que ejecutan fumigación intradomiciliaria para eliminar el mosquito adulto y 592 personas visitan las viviendas para descubrir y eliminar los criaderos.

El mosquito más peligroso es el Aedes Aegypti, que transmite enfermedades como el dengue, la fiebre amarilla, el zika y chikungunya que ya se han registrado en la zona 8.

“Nosotros tenemos una campaña de visitas domiciliarias en aproximadamente 600 mil viviendas de la zona 8 (…) y de esas 600 mil viviendas que se visita cada dos meses logramos captar un 85% que es la meta ideal”, refirió Bajaña.

El funcionario sostuvo que la acción principal es la destrucción de los criaderos de mosquitos (agua empozadas en recipientes, llantas y demás).

El zika también se redujo el año pasado, se reportó un solo caso, mientras en el 2017 se registraron 1.075. Respecto al chikungunya, en 2018 hubo 4 casos y en 2017, 87.

El Municipio de Guayaquil también ejecuta un programa de fumigación intra y extradomiciliaria. Este empezará el 15 de este mes y se mantendrá hasta mayo, con 75 personas, entre operarios y choferes.

Además, entregará de 50 a 60 mil toldos antimosquitos.

Fuente: El Universo

Enviar comentario