Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Sin Comentarios

Las motos, involucradas en uno de cada diez accidentes

Las motos, involucradas en uno de cada diez accidentes

Una mujer que viajaba como copiloto en una motocicleta resultó herida después de que el liviano vehículo en que se movilizaba se estrellara contra un auto. Aconteció el pasado 18 de marzo, en las calles Portete y García Moreno, sur de la ciudad. Según testigos, el hecho ocurrió porque el conductor de la moto cambió imprevistamente de carril.

De diez siniestros de tránsito que se registran en la ciudad, en uno está involucrado el vehículo de dos ruedas, según informe del departamento de Estadísticas de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM).

En el 2017 hubo 4.578 accidentes de tránsito en Guayaquil, de los cuales 496 fueron protagonizados por motocicletas. Mientras, de los 4.770 siniestros registrados el año pasado, en 619 estuvo involucrado ese tipo de transporte.

La irresponsabilidad de los motociclistas pasa factura en algunas ocasiones, incluso es causa de fallecimientos. El 3 de enero, otra mujer que iba como copiloto en un vehículo similar fue embestida por un auto en el instante en que el motociclista que la movilizaba quiso atravesar la autopista Narcisa de Jesús Martillo Morán, desde la acera sur hasta el parterre central.

En el 2018, 8.310 motociclistas fueron sancionados por circular por lugares no permitidos; 7.432 por no utilizar los implementos de seguridad; y 320 ciudadanos por exceder el número permitido de personas en el vehículo liviano, que son dos como máximo.

Ayer, un equipo de Diario EXPRESO permaneció 15 minutos en el kilómetro 4,5 de la vía a Daule para observar la actuación de los motociclistas.

Invadir el carril de la metrovía, rebasar por el lado derecho, cambiar bruscamente de carril, no utilizar el casco e irrespetar las señales de tránsito fueron algunas de las infracciones que cometieron más de treinta.

Ricardo Rangel adquirió una motocicleta hace un año. Dijo que optó por ese tipo de vehículo porque puede movilizarse más rápido y con menos combustible. Sin embargo, reconoció que poco conoce de normas de tránsito, más allá del respeto al semáforo, el uso de casco y no invadir las intersecciones.

Entre enero y febrero del presente año, la ATM multó a 2.408 motociclistas infractores. En el mismo periodo de 2018, se sancionó a 1.871 conductores de motos, lo que representa un incremento del 29 %.

En el presente año, el motivo más común de multas ha sido el no utilizar el casco o las prendas reflectivas en la noche. Se registraron 1.355 sanciones.

El coronel Enrique Varas, coordinador de la Unidad de Educación y Seguridad Vial(UESV) de la ATM, explicó que el aumento de multados en el 2018 obedece a que en los últimos meses se intensificaron los operativos de control.

El oficial sostuvo que las facilidades que existen para adquirir una motocicleta y la licencia para conducir estos vehículos inciden en el alto índice de accidentes que causan.

“Para recibir el carné tipo A, es suficiente para el usuario llevar una motocicleta hasta las instalaciones de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) y demostrar que la puede conducir”, puntualizó Varas, tras aclarar que solucionar esa situación no está en manos de la entidad, sino de las leyes.

A su criterio, los aspirantes a obtener el documento deberían primero acudir a un curso intensivo de tres meses, para que conozcan sobre normas de tránsito, ordenanzas y socialización con la comunidad.

El taxista Genaro Pincay tiene una década en la actividad. Contó que los dos accidentes en los que se ha visto involucrado ocurrieron por la irresponsabilidad de motociclistas. “La última vez, hace un año, el conductor se pasó la roja y tuve que frenar a raya, pero el auto que venía atrás me impactó. El motociclista se dio a la fuga y me quedé con el problema”, comentó.

Como Pincay, otros choferes cuestionaron la imprudencia de ciertos motociclistas que, a su paso, sortean tanto los carros como las normas de tránsito.

Fuente: Diario Expreso

Enviar comentario