Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Sin Comentarios

El desgaste y la mala calidad del asfalto afectan a 3 puentes

El desgaste y la mala calidad del asfalto afectan a 3 puentes

Los viaductos situados a la altura de La Prosperina (Flavio Alfaro), avenida Casuarina y Pedro Menéndez Gilbert (frente al hospital de Solca) registran un continuo deterioro, lo que obliga a que sean intervenidos al menos dos veces al año.

En las uniones y la calzada se presentan los problemas en los puentes, y que se evidencian aún más durante la temporada invernal, como acontece en estos momentos.

A inicios de esta semana, una cuadrilla municipal intervino la rampa de bajada del intercambiador Flavio Alfaro, en la conexión con la vía a Daule.

“Esperemos que los trabajos que se ejecuten duren al menos medio año”, manifestó el conductor Roberto González, quien utiliza el paso elevado para dirigirse a la vía Perimetral, donde está ubicada la fábrica en la que labora. Su criterio es por la intervención que se realizó el año pasado en el sitio por la misma situación.

González recordó que el año pasado fueron reemplazadas las juntas de neopreno del Flavio Alfaro. “Previamente habían colocado montículos de hormigón, que antes de ser una solución obligaban a frenar a raya si no se afectaba al vehículo”, recordó el ciudadano.

El cambio de las uniones también se efectuó en el puente ubicado cerca a la Casuarina, que a propósito algunas de las juntas ya evidencian un alto deterioro, obligando a los conductores a frenar, con riesgo de que ocurran accidentes.

“Hace poco hicieron el mantenimiento, pero parece que el material no es resistente. Debe pensarse en otras alternativas o intervenir pronto”, opinó el taxista Luis Moscoso.

La misma inquietud tienen los conductores que utilizan el puente de la Pedro Menéndez Gilbert. “He visto intervenir a la maquinaria, pero en cuestión de meses vienen los problemas, los neumáticos se hunden”, expresó Roberto Simisterra, quien por habitar en Durán debe recurrir a esa ruta de manera obligada.

La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) admitió que es necesaria la intervención de los puentes antes mencionados, al menos dos veces al año.

El gerente general de la entidad, Andrés Roche, responsabilizó en parte a la calidad del asfalto. “El producto nacional no es bueno, dura pocos meses, pero lamentablemente estamos impedidos de importar material de otros países, como Perú o Venezuela, que nos permitirá garantizar la durabilidad de la calzada al menos unos años”, enfatizó.

El desgaste y la mala calidad del asfalto afectan a 3 puentes
Perimetral. En menos de un año del reemplazo, las uniones del viaducto de la Casuarina evidencian un alto deterioro. Es la ruta obligada de automotores pesados.

El funcionario se refiere al proceso para la adquisición del asfalto, por una exigencia del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop), que dificultaba la importación directa a los municipios.

El arquitecto Freddy Campos sostuvo que por la calidad del asfalto será necesario buscar los mecanismos para la importación del producto “que incluso se lo podría mezclar”. Añadió la necesidad de tener en stock juntas de neopreno.

El jefe de Planificación de la ATM, Freddy Granda, añade otros factores, que a su criterio, inciden en el deterioro continuo en los tres viaductos: la permanente carga vehicular pesada y las lluvias.

“La Perimetral es el paso obligado de al menos el 90 % de la carga que se dirige al Puerto Marítimo, obligando a los vehículos pesados a usar el viaducto de la Casuarina, algo que no podemos evitar”, dijo.

Para Granda, un caso especial es el puente Flavio Alfaro. Indicó que por ser el más largo de la ciudad (unos 2 kilómetros) implica que el agua forme una especie de drenaje en las laterales, afectando a la calzada. Solo en una hora pico (de 07:00 a 08:00), en el viaducto circula un promedio de 940 vehículos.

Los trabajos también implican el cierre parcial o total de los carriles, ocasionando congestión vehicular, incluso por varios días.

“Lo adecuado es que las labores se ejecuten en las noches o feriados, así se evita el malestar”, enfatizó el conductor Lorenzo Farfán, mientras avanzaba lentamente en su camión por la intervención de la rampa de bajada del Flavio Alfaro.

Granda se refirió a la importancia de un mantenimiento periódico en otros puentes, especialmente los que utilizan los articulados de la Metrovía, entre ellos: el de la avenida Carlos Julio Arosemena y Las Monjas, los dos de la avenida de las Américas e igual número de la 25 de Julio.

“Esos buses, que por unidad moviliza hasta 180 personas, tienen un carril establecido, que se desgasta por el peso y la constante circulación”, indicó.

Fuente: Diario Expreso

Enviar comentario