Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Sin Comentarios

“Las autoridades continúan burlándose de la vía a la costa”

“Las autoridades continúan burlándose de la vía a la costa”

El convenio firmado en septiembre del año pasado con las autoridades del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y las dos protestas realizadas para ejercer presión sobre ellas, han servido de poco, piensan los habitantes de la vía a la costa, para mejorar “como se prometió” el entorno.

Son dos años y medio los que llevan en la lucha para que se cumplan las obras que, afirman, evitarán que su salud e integridad se vean afectadas. Esta semana, los líderes de la Federación de Urbanizaciones del sector se reunieron con EXPRESO para detallar cuáles y cuántas son esas necesidades incumplidas. Ellos hacen un llamado a efectuarlas con inmediatez. A continuación, las que más requieren:

Semáforos

1.Pese a que el MTOP confirmó que se colocarían semáforos en los tres puntos más críticos del sector, en diciembre (cuando se debió hacerlo) los equipos fueron instalados en uno solo, cerca del Hipermarket (kilómetro 14).

En el sector de Nueva Esperanza (kilómetro 20) y Casas Viejas (kilómetro 22), los peatones aún se ven obligados a cruzar solo con ayuda de un agente de tránsito. Sin embargo, lamenta Arturo Villegas, comerciante y residente de Casas Viejas, ellos no están las 24 horas, sobre todo en las noches, “cuando más se los necesita”.

La obra tiene cinco meses de retraso, explica. “Y a nadie le importa. Nadie se pone a pensar en el viacrucis que nos ha tocado vivir cada feriado y cada fin de semana de esta temporada, cuando se ha repletado de vehículos que van y vienen de las playas. Ha sido horrible. O más aún, triste”.

“Las autoridades continúan burlándose de la vía a la costa”
Semáforos. En el km 24, las familias solicitan la instalación de los equipos prometidos para diciembre.

Señalización

2.A decir de Guillermo Ayala, presidente de la Federación de Urbanizaciones de vía a la costa, en el lugar tampoco se ha colocado la señalética vertical y horizontal, prevista para noviembre de 2018. “No hay pintura, faltan discos ‘pare’, más pasos cebra y guardavías”. De hecho, estas últimas, advierte, fueron colocadas en lugares incorrectos: pasando el peaje y no en los tramos más conflictivos, en los seis primeros kilómetros de la vía, donde viven al menos 30.000 residentes y se levantan por lo menos tres centros de estudios superioresy una decena de plazas comerciales, que incrementan el número de la población flotante.

Concesión de la vía

3.Aunque recién se oficializó el contrato de la alianza público-privada para la ampliación de la vía Guayaquil-Salinas, suscrito entre el MTOP y la empresaVerdú, los residentes exigen conocer los detalles de esta obra.

“Aún no sabemos si los trabajos incluirán el tramo que va desde la vía Perimetralal peaje y esto es lo que más nos preocupa”, dice Ayala. “Nosotros hemos estado en el limbo por años, sin nadie que nos responda, y como resultado de ello se siguen multiplicando los huecos en la artería y cada vez tenemos más bordillos rotos”.

Además, dice Carlos Pástenes, administrador de la ciudadela Vía al Sol, el sectorno cuenta ni con veredas ni con paraderos, y menos aún con una vía de acceso nueva, una obra que por años (como ha publicado este Diario) han venido solicitando. “Aun así las autoridades no hacen nada por tener un acercamiento con nosotros. Siguen burlándose. Seguimos igual que hace dos años: abandonados”.

Poda de árboles

4.Para los residentes, si bien la entidad podó los árboles en el tiempo fijado, les faltó reducir el tamaño de su copa, que en algunos casos tapa las luminarias o ha hecho que se desprendan de raíz.

“No entiendo por qué el mantenimiento no fue realizado a conciencia”, se quejan, añadiendo que lo mismo ha pasado con la ciclovía que, a juicio a Ayala, tiene apenas una minicarpeta de asfalto, que incluso se está desprendiendo porque el material no ha sido compactado.

“Les faltó pasar el rodillo, un mantenimiento a conciencia”, advierte, mientras que Fernanda Bermúdez, ciclista y residente de Puerto Azul, asegura que circular por algunos tramos implica hacerlo como sobre una lija.

“Las autoridades continúan burlándose de la vía a la costa”
Baches. En la vía hay agujeros bastante profundos y hasta más grandes que el de la foto.

Contaminación

6.En este punto, nada tiene que ver el MTOP, sino el Municipio de Guayaquil y el Ministerio de Ambiente, que a decir de los residentes no está controlando como debe el trabajo que realizan las canteras, que entre marzo y abril, según tienen registrado en vídeos, han incrementado sus explosiones y columnas de humo. Esto, pese a que en febrero de este año clausuraron siete que trabajaban de forma ilegal.

“Mi esposa está embarazada y cada vez que hay una explosión, parece que experimentáramos un fuerte temblor, lo que pone en riesgo su embarazo. ¿Van a solucionar esto alguna vez?”, se pregunta el residente Omar Dager; al tiempo que Claudia Peñaherrera, también habitante, hace un llamado a que de forma constante efectúen monitoreos en el lugar. “Solo así verán lo que pasa en este sector”.

Respecto al tema, el MTOP, al que EXPRESO le solicitó una entrevista el jueves para conocer el porqué de los atrasos y si tienen previsto realizar correcciones o nuevos mantenimientos en las obras, aseguró que se pronunciará el lunes.

Fuente: Diario Expreso

Enviar comentario