Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Sin Comentarios

Cobro irregular de servicios afecta a grupos vulnerables

Cobro irregular de servicios afecta a grupos vulnerables

Alexa Arroyo tenía 14 años cuando una bala perdida se alojó en su columna y la dejó parapléjica. Ahora tiene 35 y no solo debe ocuparse de su propia discapacidad, sino de la esquizofrenia que padece su hijo de 16 años, el déficit intelectual del de 18, y los problemas psicológicos de su abuela.

A eso, desde hace aproximadamente un mes, se suma otra preocupación: una planilla del servicio eléctrico por aproximadamente 1.300 dólares que llegó a su domicilio, ubicado en Socio Vivienda 3. Según le explicaron funcionarios de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL), hubo una irregularidad en el cobro.

No obstante, lo que le inquieta es que, a pesar de tener a su cargo a personas de grupos vulnerables, en sus planillas no se refleje el descuento (del 50 %) en los servicios básicos que estipula la Ley Orgánica de Discapacidades en su artículo 79. Sin embargo, Alexa reconoce que hasta hace poco, no sabía de este derecho al que aplicó hace unas semanas, pero no ha recibido respuestas.

Patricia Mendoza, coordinadora Zonal 8 de la Defensoría del Pueblo, informó que el 8 por ciento de las denuncias que recibe la institución sobre facturaciones erróneas o cobros excesivos, como ha tratado EXPRESO en ediciones pasadas, corresponden a personas con capacidades especiales o que tienen a su cargo a una de ellas.

“Lo que se evidencia es que hay una falta de información por parte del mismo personal de las empresas de servicios, que no son claros en explicarles a ellos cuáles son los procedimientos a seguir. Lo primero que le dicen es ‘tienen que pagar’. No están capacitados para atender a este tipo de casos”, explicó.

La situación de Alexa se replica en Socio Vivienda 3. Aunque no hay un censo que detalle cuántas familias tienen a un integrante en situación de vulnerabilidad, de acuerdo a Mendoza, es la mayoría.

Esto lo conocieron luego de varias denuncias recibidas por irregularidades del servicio en el sector. Allí, la falta de conocimiento sobre el proceso para aplicar el descuento por discapacidad confunde a sus habitantes.

Juana Figueroa también tiene un hijo con esquizofrenia y otro padece discapacidad intelectual. Su casa no tiene muebles, solo ropa esparcida por todos lados, debido a los ataques de su hijo. Ella se ha informado sobre los descuentos que podría tener en su planilla a través de sus vecinos.

Por eso, añade Mendoza, exhortaron a las empresas de servicios a que realicen campañas en sectores vulnerables para que los habitantes conozcan cómo acceder a sus derechos. Además de la capacitación a su personal para que sepan cómo manejar estos casos cuando alguno llegue con una inquietud sobre el servicio.

“Al hacerle conocer a la entidad que en ese sector es vulnerable, por tener personas de grupo de atención prioritaria, debe tener una alerta para que no haya suspensión en el servicio”, comenta Mendoza.

De acuerdo a Mariella Padilla, vocera de la CNEL, en Guayaquil hay 16 mil clientes que tienen el subsidio del servicio por la Ley de Discapacidad. Explicó que, a través de sus canales de comunicación (página web y redes sociales) informan sobre los diferentes descuentos.

Explicó que en lugares como Socio Vivienda 3, la Unidad de Negocio Guayaquil, a través de su área Comercial Alumbrado Público en coordinación con la Secretaría Técnica Plan Toda una Vida, “ha realizado campañas de acercamiento con la comunidad, brindando todos nuestros servicios de manera personalizada a través de nuestras unidades móviles y operativos en sitio”.

EXPRESO pidió información a Interagua sobre cómo garantizan que la ciudadanía se informe de sus derechos, como el descuento por discapacidad, pero hasta el cierre de esta edición no respondieron.

Coimas

“Nadie puede cobrar en casas”

La vocera de la CNEL alertó a la ciudadanía, como ya lo expuso este Diario en ediciones pasadas, sobre los cobros indebidos que funcionarios o supuestos funcionarios realizan a los clientes.

“Nadie puede cobrar en domicilios. Los clientes pueden cancelar en las cajas de recaudación de la Unidad de Negocio. También pueden cancelar en los diferentes centros autorizados de recaudación, que se mencionan al reverso de la planilla”, explicó.

Dijo que los usuarios pueden poner una denuncia formal, si esto ocurre.

Fuente: Diario Expreso

Enviar comentario