Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Sin Comentarios

“Debemos generarle carácter de identidad a Guayaquil”

“Debemos generarle carácter de identidad a Guayaquil”

Teniendo en cuenta lo necesario que son los árboles y las áreas verdes para vivir y para que una ciudad sea confortable y habitable; cada vez son más los actores que se suman a alzar su voz y a plantear una propuesta que, en este caso, trasforme a Guayaquil.

Esta vez el planteamiento vino de la voz de varios expertos que participaron de la iniciativa de la arquitecta y paisajista de origen mexicano, Lourdes Aburto, quien vive hace 12 años en el Puerto Principal; y la noche del martes organizó -junto al arquitecto Efraín Miranda, primer vocal del Colegio de Arquitectos del Guayas- un foro que dio luces sobre lo que se necesita para tener una metrópolis sostenible, diversa, incluyente.

Conferencia urbanismo
Evento. En la imagen, los arquitectos Lourdes Aburto y Efraín Miranda (derecha), organizadores del evento.CARLOS YAGUAL

A Guayaquil debemos generarle carácter de identidad, dijo al respecto Aburto, al hacer énfasis en la necesidad de potenciar las riquezas con las que cuenta, tanto en los barrios, como en su entorno, incluyendo sus ríos y manglares; que como han coincidido decenas de veces arquitectos y urbanistas a EXPRESO, están olvidados y sin vida.

Una ciudad verde implica 4 ejes importantes, arquitectura del paisaje; urbanismo bioclimático; ecosistemas urbanos; ecología urbana. Una ciudad verde, habitable, no son solo árboles y flores. Para tener un nivel alto de confort, todos mis sentidos deben estar en equilibrio, el oído, la vista, el olfato…

Lourdes Aburto, arquitecta y paisajista

“He visto cómo se han ido transformando los manglares y aún no entiendo cómo, ni por qué no los han defendido. Si son tan importantes y significativos para el ecosistema, estos deben ser tomados en cuenta”. En Xochimilco, una de las cartas fuertes en turismo en Ciudad de México, advirtió la experta, se ha preservado ese canal por el que pasan hoy unas coloridas góndolas repletas de turistas y botes que llevan consigo a vendedores de comida, artesanos y mariachis.

ciudad-de-mexico_destinos-principales_xochimilco_05
Identidad. Para Aburto sería bueno darle vida a los ríos y manglares de Guayaquil, tal como se lo ha hecho en Xochimilco. Eso, advierte, fortalecerá la imagen de la ciudad.INTERNET

Les ha ido muy bien y en Guayaquil, con las características propias de la ciudad, pensó, se podría hacer algo similar.

Y no solo eso. Aburto, quien habla de la necesidad de revivir los barrios y mejorar el entorno urbano con los parques de bolsillo, que no son otra cosa que espacios relativamente pequeños donde se pueden montar desde juegos infantiles, hasta áreas de comidas y bancas, como las que se observan en los parques de Sauces, la Alborada...; sugiere que para tener una ciudad inclusiva y sostenible como tal, además de los ecosistemas urbanos (ríos, manglares), se tenga presente también al momento de construir la arquitectura del paisaje; los nichos ecológicos que existen en la ciudad y el urbanismo bioclimático, que determinará, entre otras cosas, qué tipo de material de construcción es el adecuado para evitar y contrarrestar las islas de calor.

A esto se suma, advirtió el arquitecto Johnny Ugalde, director de la Zonal 5 del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, el hecho de darle importancia al paisaje natural de cada sector (con el que nace); a la interculturalidad que allí se refleja, y la creatividad e integralidad de su población.

Conferencia urbanismo
Hecho. El director de la Zonal 5 del Instituto de Patrimonio y Cultura, Johnny Ugalde, durante su intervención.CARLOS YAGUAL

“De manera sencilla entonces puede decirse que en la sociedad que practique la interculturalidad, la diversidad se presentará como algo útil y necesario”, precisó. El reconocimiento de las culturas, agregó, hoy más que nunca tendría que verse como algo que beneficie al desarrollo, en la medida en la que se considere que estas pueden aportar en la innovación.

Para ejemplificar lo expuesto, Ugalde presentó fotografías de los trabajos realizados por este arquitecto boliviano, que utiliza colores y patrones inspirados en la historia precolombina de Bolivia.

La cultura, la inclusión, la tolerancia es eso, aclaró. “No podemos asumir la cultura con solo lo material, una ciudad no son solo cosas, sino personas. Y si son distintas a las reglas, lo primero que hay que hacer es ser inclusivos para que la sociedad también lo sea…”.

En el foro, el segundo realizado por los especialistas y que culmina mañana con otras potencias, el exalcalde de Guayaquil y exministro de Salud, Francisco Huerta, subdirector de EXPRESO, fue invitado para analizar la situación actual de la urbe.

Fue crítico. Cuestionó que, a escasos meses del Bicentenario, no haya la cantidad de buses eléctricos, ni ciclovías, así como tampoco techos verdes, huertos comunitarios y servicios en óptimas condiciones en Guayaquil, todavía, además de libertad; lo que la haría realmente sustentable.

techos
Techos verdes. La implementación de estos, a decir de los expertos, es una de las tendencias que deben adoptarse en los barrios guayaquileños donde hay edificios altos.INTERNET

“Una ciudad sustentable, en definitiva, es donde se vive bien, se respeta el medioambiente, hay empleo, libertad económica, política…”. Una ciudad sustentable es donde hay posibilidad de crecer -agregó- haciendo un llamado a que los líderes barriales, la academia, los gremios, los comerciantes se organicen y unan a fin de exigir planificación, orden, confort. Una ciudad habitable.

Una ciudad es sustentable cuando sus habitantes piensan y priorizan a su gente. Es sustentable cuando hay libertad.  Pero qué pasa aquí. ¿Tienen acaso libertades políticas los habitantes de las áreas suburbanas o están sometidos al acarreo por líderes de esa zona? ¿Hay realmente libertad?

Francisco Huerta, exalcalde de Guayaquil y subdirector de EXPRESO

Entre charla y charla, Aburto también se refirió a ello. Al hecho de que el ciudadano se sienta cómodo recorriendo la ciudad. “En todo espacio urbano, hay que pensar en el sol, el viento, la calidad del pavimento. Desde esa perspectiva, mientras más confortables estemos, más vamos a defender ese lugar”, planteó.

Fuente: Diario Expreso

Enviar comentario